Reseñas

Pato Box | Reseña

¡Cuidado Little Mac! Un nuevo rival digno ha llegado a la ciudad

Por Yin | 14/03/2018

De las manos del estudio mexicano Bromio, nos llega Pato Box, un juego indie que nace de una campaña exitosa de Kickstarter donde tomamos el rol de Patobox, que como bien nos indica su nombre, es un pato boxeador y actual campeón, el cual se ve súbitamente involucrado en una conspiración que además de hacerle perder el título, pone en riesgo el destino de todo el mundo, siendo nuestro deber ayudar a nuestro anátido protagonista a desenmascarar los misterios que esconde la malvada organización Deathflock.

El juego nos introduce al mundo de Pato Box con un tutorial donde en unos pocos segundos nos familiarizamos con los controles y movimientos necesarios para vencer a nuestros oponentes, seguido del primer encuentro, donde ponemos en práctica lo previamente aprendido en una pelea al estilo del clásico Punch-Out!!, la cual representa la forma en la que se llevan a cabo las peleas contra los jefes del juego.

Una vez concluido el tutorial, el título nos da acceso al edificio de Deathflock, donde se encuentran todos los miembros elite de esta organización, a los cuales debemos de vencer para obtener su token personal que nos permitirá acceder al penthouse donde tendremos el encuentro decisivo. En esta sección del juego podemos explorar los distintos pisos del edificio, cada uno correspondiente a un nivel, donde se nos presentan diferentes retos antes de llegar al jefe, tales como obstáculos mortales y pasillos tóxicos, una sección de stealth con jumpscares incluidos, o acertijos que resolver para obtener objetos y poder finalmente enfrentar a los malvados miembros de Deathflock, en una batalla donde el ritmo y la memorización son claves. El juego puede a ratos ser difícil pero en lugar de resultar frustrante te motiva a continuar jugando, dejándote con la sensación de que esta vez lograrás noquear a tu oponente tras aprender sus patrones de movimiento.

Los niveles pueden ser elegidos sin un orden específico y pueden ser visitados nuevamente una vez que el jefe de cada uno ha sido derrotado para completar la búsqueda de los Patokens, un elemento coleccionable que se encuentra escondido a través de cada nivel, que al ser recogido nos permite añadir decoraciones al cuarto de Patobox, los cuales muchas veces requieren de una exploración rigurosa de cada nivel y detalle escondido en los escenarios.

El diseño artístico es algo único, podría bien ser el resultado de una conversación entre Hitchcock y Stallone con Frank Miller con un toque de algo salido de Adventure Time en la apariencia de nuestro personaje principal, y nos presenta la historia en el estilo de las mejores novelas gráficas, con excelentes animaciones y dibujos a cargo del estudio 2think, que nos proporcionan con claves visuales sobre los ataques y obstáculos a vencer. Desgraciadamente en algunas ocasiones el exceso de elementos blancos en algunas secciones puede cansar la vista y provocar que la percepción de profundidad no sea la adecuada llevándote a caer en trampas que instantáneamente harán que repitas la sección. Si bien el juego cuenta con checkpoints, estos se pierden al terminar la sesión, lo cual puede volver tediosa la experiencia, ya que no cuentas con una opción para saltarse las cinemáticas y videos que ya han sido vistos previamente.

La música a cargo de Abuguet Studio no solamente evoca una atmósfera que logra ser simultáneamente retro y moderna, si no que se mezcla a la perfección con los elementos rítmicos de las mecánicas del juego, ayudando al jugador a conectar los golpes en el momento indicado siguiendo el compás de la música. Los efectos sonoros aunque sencillos son también clave para el progreso del juego, ya que en conjunto de las claves visuales, nos permiten atacar o defender justo cuando sea necesario. El juego no cuenta con ningún tipo de actuación vocal, que en realidad no es necesario, ya que al tener un estilo basado en novelas gráficas, se utilizan principalmente recursos visuales para la narrativa de este.

La historia del juego aunque algo sencilla y con un par de giros un poco predecibles te logra atrapar lo suficiente para interesarte en la búsqueda de archivos y notas de periódicos encontrados en los distintos niveles que nos revelan más información de los enigmáticos personajes que nos encontramos en el transcurso del juego, al terminar querrás saber más de este universo y todos sus habitantes. Cabe señalar que existen también un gran número de easter eggs y referencias que van desde la película Alien a un tributo al Santo y menciones a pastelitos y botanas mexicanas.

Desde el punto de vista técnico, el juego corre de manera estable, sin problemas, con solo pequeños bugs que en realidad no afectan el juego de forma significativa y ofrece con compatibilidad total con controles de mando. Desafortunadamente, solo cuenta con la posibilidad de guardar una sola partida, por lo que si quieres iniciar un juego nuevo, se eliminará todo el progreso del juego anterior.

Pato Box es un título algo corto, siendo la dificultad de algunas secciones lo que ayuda a extender la duración de las sesiones, el cual tardarás entre 5 y 7 hrs aproximadamente en completar, dependiendo si buscas o no todos los patokens. Un detalle es que el juego actualmente no cuenta con otro idioma más que inglés, pero esto puede resolverse con un parche a futuro. El principal factor de rejugabilidad que poseé Pato Box está en retar nuevamente a los jefes vencidos y lograr encuentros perfectos, donde puedas vencerlos sin recibir ningún golpe o cumplir con ciertas condiciones que te permitirán desbloquear logros, o inclusive puedes retar a tus amigos a vencer tus records o intentar speed runs. Dicho esto, el juego se beneficiaría ampliamente con nuevos personajes que enfrentar o con la posibilidad de seleccionar otros peleadores en actualizaciones o contenido descargable a futuro.

Conclusión

Pato Box es un juego que no solamente nos presenta un concepto original con una dirección artística poco vista, si no que utiliza un poco de nostalgia y mecánicas de juego sencillas para lograr una experiencia, que aunque un poco corta, es divertida y presenta un reto hasta para los jugadores veteranos. Pato Box es una gran aportación de México para el mundo de los videojuegos, recomendado para todos aquellos fanáticos de los comics, las películas de box, historias de conspiraciones y los juegos clásicos de los 80’s.

Esta reseña fue realizada en PC. Puedes consultar los criterios de puntuación aquí.