Reseñas

Mega Man X Legacy Collection 1 & 2 | Review

Capcom celebra el 25.º aniversario de Mega Man X con dos excelentes colecciones

Por Yin | 11/09/2018

Después de 14 años del lanzamiento de Mega Man X8, última entrega en la saga de X, Capcom nos presenta las colecciones Mega Man X Legacy Collection 1 y 2, donde podremos disfrutar de todos los juegos, del X1 al X4 en la primera colección y del X5 al X8 en la segunda.

La saga de Mega Man X se puede dividir en 3 etapas, la era de 16 bits (del Mega Man X1 al X3) la de 32 (del X4 al X6) y finalmente la era 3D, con solo dos entregas, X7 y X8.

Con el lanzamiento de Mega Man X hace 25 años, Capcom nos entregó lo que muchos consideramos la verdadera secuela al clásico Mega Man de 8 bits. En esta nueva versión tomamos el rol de X, la última creación del Dr. Thomas Light, quien estuvo sepultado por más de 100 años para ser sometido a intensas pruebas de diagnóstico, todo con el fin de determinar si X representaría un peligro a la humanidad, ya que es el primer robot capaz de tomar sus propias decisiones. Tras ser encontrado por el Dr. Cain, X fue utilizado como modelo para la creación de los Reploids, una nueva generación de robots con capacidades nunca antes vistas que permitieron a la civilización humana alcanzar una nueva etapa de progreso y prosperidad. Sin embargo, algunos Reploids denominados Mavericks, se revelaban en contra de la humanidad, y X bajo la tutela de Zero, un misterioso robot de gran poder bélico, se une a los Maverick Hunters, una fuerza robótica especializada en someter a los Mavericks cuando la tarea se vuelva muy peligrosa para los humanos, cuyo líder, Sigma, es ahora la más grande amenaza para la paz.

Bajo esta premisa comienza la saga de Mega Man X, donde somos asignados con la misión de confrontar a 8 Mavericks en sus respectivos escenarios, cada uno con una temática distinta para obtener sus armas al ser derrotados, siguiendo la tradición del clásico Mega Man donde cada Maverick es débil contra un arma específica, con la adición de que algunos tienen efectos especiales como eliminar las armaduras o inclusive congelar a tu enemigo.

Mega Man X introduce nuevos elementos al gameplay, tales como la habilidad de deslizarse  y brincar de las paredes, correr y saltar grandes distancias, también de cargar cada una de las armas otorgadas por los Mavericks para obtener nuevos ataques de gran daño, además de cápsulas con mejoras para tu armadura, upgrades para la cantidad de energía que posee X y tanques de reserva recargables. Todos estos elementos son una evolución natural del gameplay de la saga clásica de Mega Man, y siendo fieles a la tradición, los controles son sumamente precisos y responsivos, permitiendo atravesar secciones llenas de saltos complejos y olas de enemigos relativamente fáciles, donde tu única preocupación serán tus propios reflejos y habilidades. Los juegos cuentan con un sistema de passwords que te permite continuar con todas las mejoras que has obtenido.

Las primeras 3 entregas de la saga presentan básicamente los mismos elementos de gameplay sin cambios drásticos, no es hasta Mega Man X3 cuando por primera vez podemos tomar el control de Zero, además de que es en juego donde se introduce el uso de mechs con distintas habilidades para situaciones específicas, tales como niveles acuáticos, la habilidad de flotar para poder completar saltos más largos y la posibilidad de obtener un chip que mejora una de las partes de tu armadura.

Los gráficos de la era de 16 bits nunca se han visto mejor que en esta colección, los colores se ven nítidos y detallados, además de contar con detalles como la disminución en los cuadros por segundo en momentos donde la pantalla es saturada por los enemigos y la acción, tal como sucedía en las versiones originales.

La música y los efectos de sonido también han sido remasterizados en comparación con las versiones de Super Nintendo, el soundtrack de la primera entrega es uno de los mejores de todos los juegos de 16 bits y nunca se ha escuchado mejor junto los efectos de sonido te mantendrán inmerso en el juego.

La historia de los primeros 3 juegos pasa a segundo plano, siendo esta simple, donde el objetivo es siempre derrotar a Sigma, no es hasta el tercer juego donde se nos presentan pistas de por qué algunos reploids se vuelven Mavericks, y que nuestro compañero Zero tiene un papel más importante dentro de todo.

La era de 32 bits de Mega Man X no solamente trajo mejoras gráficas y refinamiento del gameplay, es en estos juegos donde se le dio más importancia a la historia, presentando animaciones, videos y actuación de voz, además de la capacidad de guardar tu progreso, la cual remplaza a los passwords de los juegos anteriores. Por primera vez  podemos jugar toda una campaña como Zero, siendo la principal diferencia en el gameplay que Zero utiliza su sable como arma principal, además de no contar con mejoras en la armadura y que, en lugar de obtener las armas de tus enemigos, Zero aprende técnicas que ejecuta con su sable, junto con la introducción de secciones de alta velocidad al estilo Turbo Tunnel de Battle Toads, donde se pondrán a prueba tu memoria y reflejos. Otros nuevos elementos son armaduras intercambiables, límites de tiempo para realizar misiones, finales múltiples y escenarios influenciados por el fenómeno Nightmare, el cual introduce nuevos peligros a escenarios previamente completados.

La era de 32 bits mejoró la calidad gráfica significativamente, presentando sprites con animaciones más detalladas  y  de mayor tamaño, además de contar con escenarios llenos de movimiento y colores vívidos, los cuales resaltan a la vista sin presentar una distracción de la acción en el primer plano. La música y efectos de sonido cuentan con una calidad de audio superior, aunque las melodías no son tan memorables como en la era de 16 bits, algunos temas musicales de esta época regresan con nuevos arreglos los cuales resaltan la calidad de las composiciones. Los efectos de sonido también han sido retocados, cada disparo, golpe y explosión es más vibrante y nítida que nunca.

Aunque la historia de Mega Man X originalmente terminaría en X5 (último juego donde el creador de Mega Man, Keiji Inafune, estuvo directamente involucrado) la era de 32 bits de la saga nos da respuestas sobre los puntos más importantes, como el origen de los Mavericks y Zero, además de vincular todo de una forma orgánica con la saga clásica de Mega Man

Por desgracia, cuando una serie de juegos tiene tantas entregas como Mega Man X, es inevitable que existan juegos de menor calidad. No fue hasta 2003 cuando Capcom decidió presentarnos la primer aventura de X en 3D, con resultados nada favorables. En X7 tomamos el control de Axl, un nuevo Reploid que aspira a ser miembro de los Maverick Hunters. Este es uno de los primeros cambios importantes que no fueron favorables para el debut en 3D, ya que por la mayor parte del juego no podemos controlar al titular X.

Como todos los juegos al hacer el cambio a 3D, X7 está plagado de malas cámaras, controles no responsivos, cambios forzados entre secciones 2D y 3D, además de actuaciones de voz que desgraciadamente no fueron lo suficientemente malas para ser consideradas buenas (como en los juegos de Resident Evil). Los escenarios cuentan con tal vez el peor diseño de toda la serie, forzando al jugador a pasar secciones donde inclusive los controles de movimiento son invertidos, dificultando aún más las secciones de plataformas llenas de enemigos, donde la cámara es el más peligroso de ellos. La acción y el movimiento se sienten torpes y lentos a comparación a las entregas anteriores, y aunque los modelos de los personajes no se ven mal, muchos elementos gráficos de los escenarios dejan mucho que desear, presentando colores intensos que pueden llegar a cansar la vista.

El audio también sufre, ya que las nuevas melodías son poco memorables, solamente los efectos de sonido son rescatables, la historia se siente repetitiva y forzada, debido a que la verdadera secuela a la saga, Mega Man Zero, había sido lanzada previamente a esta entrega.

Para X8, la mayoría de los errores de X7 fueron corregidos, se retornó a un estilo de juego 2D con mejores gráficos y escenarios en 3D, un mejor diseño de audio más similar a los primeros títulos, los controles fueron mejorados al igual que todos los aspectos del gameplay, se regresó a la fórmula clásica e inclusive se le trató de dar un nuevo giro a la historia, pero tal vez fue un poco tarde,  a pesar de esto X8 no es un mal juego.

La colección cuenta con varios elementos extra, primeramente es posible agregar bordes y filtros personalizados para los gráficos, los cuales nos permiten darle un look más retro agregando las líneas de una TV vieja o suavizar los bordes, contamos con las galerías de arte, además de los videos originales en varios idiomas y la posibilidad de seleccionar la versión del juego de una región distinta a la norteamericana. La recopilación cuenta con medallas que son otorgadas al jugador por completar retos y estas permiten desbloquear nuevos contenidos extra en las galerías de arte, además de contar con el corto animado que nos detalla la transformación de Sigma al líder de los Mavericks.

La colección cuenta también con la opción Rookie Hunter Mode, en donde el daño infligido por los enemigos es reducido drásticamente, permitiendo a los jugadores novatos enfocarse más en el dominio de los controles  y el movimiento de X y Zero, siendo los saltos y obstáculos tu mayor desafió a vencer.

La mejor adición a la colección es sin duda el modo X Challenge, donde tendremos que enfrentar a dos Mavericks simultáneamente, escogiendo 3 armas especiales para completar 9 escenarios, cada  uno con 4 batallas, todo esto con solo 3 vidas y sin la capacidad de recuperar la energía perdida. Esto sin duda pondrá a prueba a los jugadores más veteranos, quienes también contarán con un leaderboard donde podrás comparar tu desempeño con otros jugadores a nivel mundial añadiendo una gran rejugabilidad que tal vez falta en las entregas principales.

Conclusión

Mega Man X Legacy Collection 1 & 2 son la prueba de que los juegos clásicos no necesitan de nostalgia para ser apreciados, en esta gran colección podemos disfrutar de títulos que no solamente definieron toda una época, si no que trascendieron e influenciaron a muchos juegos y diseñadores modernos, demostrando que una verdadera secuela no tiene que abandonar los elementos clásicos de un juego, involucrando el mismo diseño del juego como la forma adecuada de enseñarnos todas las nuevas mecánicas introducidas que surgen como una evolución natural de todo lo aprendido en la saga clásica de Mega Man. La colección de juegos aquí presentados nunca toman de la mano al jugador, y sin embargo son accesibles y fáciles de aprender, presentan un nivel de dificultad que es raramente encontrado en los juegos modernos, llenando de satisfacción al jugador al vencer a los oponentes tras varios intentos fallidos.

Sin duda esta es una colección que todos los fanáticos de los videojuegos deben de probar, ya que nos remonta a una época donde lo más importante era la diversión y satisfacción que un juego podría aportar, más allá de gráficos e historia. Esta colección no debe de faltar en la tuya, aunque la inclusión de la versión remasterizada de X1 para PSP y el RPG, Command Mission pudieron haber sido agregados para tener una colección verdaderamente completa, aún así, estos son juegos que ningún gamer debe de dejar pasar.

Esta reseña fue realizada en Steam. Puedes consultar los criterios de puntuación aquí.

Gameplay