Reseñas

Dragon Quest Builders 2 | Review

"Utiliza el poder de la construcción y salva el mundo"

Por Yin | 20/01/2020

Con su primer lanzamiento remontado al año de 1986, la saga de Dragon Quest ha sido sin duda alguna una de las más importantes en la historia de los videojuegos, y aunque su popularidad en occidente nunca ha alcanzado los mismos niveles que en su natal Japón, es gracias a una serie de spin offs, como Dragon Quest Monsters, Dragon Quest Heroes y más recientemente, Dragon Quest Builders, que la franquicia ha logrado cautivar a un mayor número de fans, que tal vez no hayan sido atraídos inicialmente por las mecánicas de juego y estilo de los títulos originales.

Dragon Quest Builders 2 es el más reciente juego en esta serie de spin offs, secuela Dragon Quest Builders lanzado en 2016, donde el principal objetivo es construir estructuras y colectar materiales, y al igual que su antecesor, cuenta con una modalidad de historia que se entrelaza en esta ocasión con los eventos de Dragon Quest 2.

Los Hijos de Hargon son un grupo de monstruos que buscan venganza por la derrota de su líder en las manos de los descendientes del héroe Erdrick. Para lograr este objetivo, planean aniquilar a todos los constructores que existen el mundo. Es aquí donde tomamos el rol de un constructor sin nombre, quien se encuentra siendo transportado en camino a su ejecución tras ser capturado junto con varios otros constructores. Después de un breve tutorial que culmina con el naufragio de nuestro barco en una isla conocida como The Isle of Awakening, encontraremos a un misterioso personaje llamado Malroth, el único sobreviviente además de nosotros, el cual se convertirá en nuestro acompañante por el resto del juego.

Dragon Quest Builders 2 es en esencia un juego de construcción en donde deberemos de utilizar una gran variedad de herramientas para colectar materiales, construir estructuras y transformar el terreno y ecosistemas de un buen número de islas, sin embargo, cuenta con elementos típicos del género RPG, con un sistema de progresión basado en niveles, combates, y un modo de historia que se desenvuelve tras cumplir una serie de misiones y objetivos que aportan variedad a las mecánicas del juego.

En el transcurso del juego tendremos la oportunidad de visitar 3 islas principales además de The Isle of Awakening, cada una con NPCs que nos ayudaran en la construcción de una base, además de darnos la opción de cumplir misiones secundarias que al ser terminadas nos otorgarán puntos de gratitud. Una vez que hayamos colectado un número específico de estos, podremos anexar nuevos habitantes a nuestra base, así como desbloquear nuevas recetas que nos permitirán construir nuevos ítems que nos permitirán construir estructuras específicas para cada isla cumpliendo una serie de requisitos, culminando con una batalla contra un jefe una vez que ha sido completado. En cada una de estas islas obtendremos nuevas recetas de construcción, así como habilidades y herramientas que nos permitirán seguir progresando. Una vez completadas las misiones de una isla en particular, regresaremos a The Isle of Awakening para realizar un proyecto utilizando lo aprendido en las misiones previas, y de esta forma poder desbloquear una nueva isla por explorar y continuar con la historia del juego. Y será en esta misma isla en donde, la mecánica de los puntos de gratitud toma un giro nuevo, ya que estos se utilizarán como una especie de moneda, la cual nos permitirá comprar nuevas recetas para la elaboración de nuevas estructuras, muebles, elementos decorativos y otros ítems con los que podremos aumentar la complejidad y nivel de detalle de nuestras construcciones.

Además de esto, los puntos de gratitud desbloquearán una serie de islas especiales conocidas como como Explorer’s Shores, en las cuales tendremos una lista con elementos y materiales por analizar, como algún tipo de suelo o vegetación, que tras ser completados nos darán como recompensa una cantidad ilimitada de algún tipo de recurso, como madera o hierro.  Durante el transcurso del juego siempre tendremos la opción de regresar a las islas anteriores en caso de que no se hayan completado todas las misiones secundarias o busquemos algún recurso en particular, sin embargo hay un par de secciones en el transcurso del juego que actúan más como secciones de historia y no aparecerán en el mapa tras ser completadas, siendo imposible regresar a estas, aunque es importante mencionar que debido al mayor enfoque narrativo en estos escenarios, el jugador no se ve afectado ni pierde acceso a ningún elemento importante del juego.

Los gráficos de Dragon Quest Builders 2 presentan un estilo sencillo, con personajes diseñados por Akira Toriyama, con un aspecto caricaturesco y miniaturizado en los modelos, propio del estilo comúnmente denominado como “chibi”. Los enemigos se basan en los diseños clásicos de los juegos de Dragon Quest, en especial de Dragon Quest 2 y tanto los modelos de humanos como de los monstruos cuentan con animaciones expresivas y detalladas, que otorgan una personalidad única a cada uno de ellos. La variedad de ambientes que podemos apreciar abarcan desde cavernas, desiertos, bosques, montañas, ruinas, ambientes subacuáticos y dimensiones demoníacas. Todo esto contando no solamente con un estilo único y una paleta de colores distintiva para cada uno de los biomas, sino que además efectos climáticos como lluvia y nieve, y efectos de iluminación como el fulgor de los ríos de magma, que demuestran el alto valor de producción visual que posee el título.

El departamento de audio cuenta con un soundtrack lleno de melodías clásicas de la saga de Dragon Quest con remasterizaciones orquestales de muy alta calidad, que incluso será reconocido por los seguidores del anime de Las Aventuras de Fly basados en esta misma serie. De igual manera, los efectos de sonido son extraídos directamente de los títulos originales, aumentando así el valor nostálgico de la producción de audio.

En cuanto a su desempeño técnico, Dragon Quest Builders 2 es un juego muy bien optimizado, que puede correr inclusive en computadoras de gama baja sin problemas a 30 cuadros por segundo, y en un mejor equipo, los 60 fps se mantendrán de forma estable. En algunas ocasiones se pueden observar pequeños errores, sobre todo en la carga de algunas texturas o secciones del mapa o en animaciones de los enemigos o personajes al moverse o trasladarse, en especial a zonas de mayor o menor altitud. Estos errores no afectan la experiencia del juego ya suelen ser de muy corta duración.

Dragon Quest Builders 2 es un título que cuenta con un gran contenido en cuanto a modo de historia, ya que su campaña tiene una duración promedio de 70 horas, aunque la historia es algo genérica y predecible desde los primeros momentos del juego, no deja de ser una experiencia grata que expande el título más allá de un simple juego de construcción. Una vez completado el modo historia podemos continuar jugando de manera completamente abierta. El título también cuenta con una modalidad en línea que nos permite visitar los mundos y creaciones de otros jugadores, así como completar misiones de manera cooperativa. Desafortunadamente, existen ocasiones donde el progreso en el juego puede sentirse lento, las misiones suelen tornarse repetitivas y limitadas a la recolección de materiales, y a su vez, muchas de las habilidades como la pesca y los vehículos son desbloqueados hasta etapas muy tardías en el juego, además de que, para los jugadores que no están interesados en la historia, no existe una opción de jugar una modalidad que permita solo la elaboración de construcciones de forma libre.

Conclusión

Dragon Quest Builders 2 es un título que gracias a sus altos valores de producción además de su mezcla de elementos de distintos géneros y mecánicas de juego simples pero divertidas, así como un claro homenaje a los títulos clásicos de la saga, consigue alcanzar un objetivo que muy pocas veces es visto en el mundo de los videojuegos: cerrar una brecha entre varias distintas generaciones de jugadores, siendo uno de los mejores ejemplos de cómo utilizar la nostalgia de forma adecuada para atraer a los jugadores que de otra manera no estarían dispuestos a dedicarle tiempo a este tipo de juegos, y a su vez, introducir todo un universo a las nuevas generaciones que gusten más de títulos basados en la premisa del título, la construcción. Si bien, Dragon Quest Builders 2 no es un título perfecto, mejoras simples como la adición de una modalidad de construcción abierta sin necesidad de completar la historia, harían de este juego un título más llamativo para todas las audiencias, ya que posee un nivel de profundidad que tal vez muchos otros juegos del género carecen, además de todos los elementos clásicos propios del mismo que pueden ser disfrutados de manera más casual, haciendo del juego una fácil recomendación para todos los amantes de Dragon Quest, de los RPGs y del género de la construcción.

Esta reseña fue realizada en Windows PC. Puedes consultar los criterios de puntuación aquí.

DRAGON QUEST BUILDERS 2 © 2018, 2019 ARMOR PROJECT/BIRD STUDIO/SQUARE ENIX All Rights Reserved. © SUGIYAMA KOBO

Square Enix proporcionó una copia gratuita del juego.