Reseñas

Power Stealers | Review

Un nuevo run and gun inspirado en clásicos como Metal Slug y Contra llega a Steam

Por Yin | 11/02/2020

Popularizando el género de run & gun, títulos pioneros en el género como Metal Slug y Contra cobran nueva relevancia, juegos de acción y plataformas donde el propósito es eliminar a todos los enemigos en pantalla utilizando los disparos de nuestras distintas armas. El estudio independiente mexicano Intertum Studio nos presenta Power Stealers, un título perteneciente a este subgénero, inspirado fuertemente por los juegos de la época de 16 bits.

Power Stealers nos narra la historia de Narad y Osfrid, colegas y científicos que, debido a diferencias en sus ideales, deciden tomar caminos separados. Tras entrar en contacto con una inteligencia extraterrestre y descubrir una civilización antigua casi desconocida, Osfrid decide crear un ejército de criaturas místicas y mutantes para conquistar el mundo, sin embargo, una pieza clave para lograr este cometido se encuentra en el laboratorio de Narad. Es así como Osfrid lanza un ataque, el cual tendrá que ser repelido por Lars y Hana, los aprendices de Narad, quienes son apoyados por el autómata Shen-bot, un robot con una inteligencia artificial muy avanzada que además posee grandes habilidades de combate que brindarán soporte a nuestros protagonistas.

El título cuenta con mecánicas de juego muy sencillas, deberemos de saltar para esquivar todo tipo de obstáculos y trampas mientras disparamos a todos los enemigos en pantalla para continuar avanzando hasta finalmente enfrentarnos a un jefe. Durante el transcurso del nivel obtendremos nuevas armas, que, a diferencia de nuestra arma inicial, cuentan con un número limitado de municiones, pero suelen tener una mayor cantidad de daño, velocidad de disparo o cubren un área más amplia de la pantalla disparando más de una bala por descarga, además de esto podremos encontrar municiones para Shen-bot, que actúan como los ataques especiales del juego, y suelen cubrir una mayor área causar daño más elevado que el resto de las armas. Como es costumbre en este tipo de juegos, un solo golpe ocasionará que perdamos una vida, por lo cual la destreza de cada jugador será clave para evitar que esto suceda.

Por desgracia, Power Stealers cuenta con varias fallas en las mecánicas de juego que perjudican la experiencia. Uno de los principales problemas se encuentra en la cámara: cuando nuestro personaje se mueve, su posición en pantalla es muy cercana al límite derecho de esta, provocando que en muchas ocasiones no seamos capaces de observar los obstáculos y enemigos frente a nosotros hasta que es demasiado tarde. Los controles en el juego generalmente son responsivos, salvo en algunas ocasiones, pareciera que existe un retraso al momento de saltar que no permite efectuar dicha acrobacia con precisión, y puede llegar a ocasionar algunas muertes accidentales. De la misma manera, existe un ataque de rango corto, que en muchas ocasiones se activa de manera indeseada. Este problema se podría arreglar fácilmente asignando dicho ataque a otro botón, sin embargo, Power Stealers no cuenta con ninguna opción de configuración ni algún tipo de menú adicional a la pausa. Esto nos limita severamente al no poder ajustar ningún tipo de valor de audio y video, además de provocar que tareas básicas como reiniciar una partida o inclusive salir del juego requieran un cierre forzado con Alt+F4 al no tener una opción que nos permita realizarlo.

Power Stealers cuenta con gráficos basados en modelos conformados con pixeles, semejantes a los títulos de la época de 16 bits. Si bien, estos cuentan con un buen nivel de detalle y animaciones fluidas, el diseño de los personajes y enemigos es genérico y memorable, esto también puede ser utilizado para describir los escenarios, que varían desde laboratorios y ruinas hasta carreteras en el desierto, y aunque la idea en general del título es rendir homenaje juegos clásicos como Contra, las similitudes en esta ocasión funcionan en contra del mismo, provocando una sensación de déjà vu, en especial si el jugador está familiarizado con otros títulos del género. Power Stealers cuenta con cinemáticas en el inicio y final del juego, con arte que alude a películas de ciencia ficción de los años 80s y 90s, y aunque este cuenta con una buena calidad en su diseño, se utilizan cuadros de texto con una tipografía poco adecuada para el título, que lo hace parecer un producto no completado, además, durante dichas secuencias es necesario presionar un botón para que estas avancen, sin embargo, nunca se nos da algún indicio de esto, lo cual puede ocasionar que el jugador piense que la cinemática se encuentra trabada o cargando hasta que decidamos presionar algún (o más de un) botón.

El audio de Power Stealers puede considerarse bueno, las pistas cuentan con un buen nivel de producción, además que están acordes con la temática de cada nivel, y de la misma manera los efectos de sonido cumplen con su cometido sin llegar a ser espectaculares. Técnicamente el juego no cuenta con ningún problema en desempeño y durante nuestra sesión no se percibieron errores, los cuadros por segundo se mantienen constantes aún en los momentos donde los enemigos ocupan toda la pantalla.

Power Stealers es un juego muy corto, con una duración de aproximadamente 20 o 25 minutos, que trata de compensar esta duración con su nivel de dificultad, la cual en general puede ser considerable, aunque fallas en el diseño básico del juego como la posición de la cámara previamente mencionada, ocasionan que esta dificultad aumente de forma artificial, lo cual demerita un poco la calidad del juego. La inteligencia artificial se limita a seguir a nuestro personaje y muchas veces es posible simplemente escapar de la horda de enemigos y llegar a la siguiente sección del nivel. Adicionalmente, el juego cuenta con una cantidad de continues ilimitados, lo que ocasiona que el reto se vuelva un poco irrelevante, con suficiente perseverancia cualquier persona terminará el juego ya que, fuera de los logros a desbloquear en Steam, no existe ninguna recompensa ni penalización por morir pocas o muchas veces respectivamente, provocando que la experiencia sea un tanto insatisfactoria.  El juego cuenta con una modalidad local de multijugador además de una opción de remote play para amigos que cuenten con una cuenta de Steam.

Conclusión

Power Stealers es un juego que puede catalogarse como completamente funcional, pero lleno de fallas básicas, la carencia de un menú adecuado de opciones, y el mal posicionamiento de la cámara así como la corta duración, provocan que la experiencia del juego sea poco memorable. A pesar de esto, el título puede ser fácilmente mejorado por medio de actualizaciones que nos permitan acceder a menús de configuraciones, o inclusive seleccionar al segundo personaje de la historia ya que este solamente se encuentra disponible para el segundo jugador. De la misma manera, el titulo se vería favorecido por opciones en la dificultad que limiten el número de continues y no vuelvan de la experiencia algo sin sentido al poder revivir infinitamente, además de que actualizaciones con rutas alternas o un par de niveles adicionales podrían darle un poco más de longevidad y rejugabilidad al título. En su estado actual Power Stealers es un título difícil de recomendar, ya que, aunque funciona bien, no aporta nada nuevo ni memorable al género, es un producto que en muchas ocasiones no se siente terminado, que posee potencial, pero que aún requiere de trabajo para poder alcanzarlo.

Esta reseña fue realizada en Windows PC (vía Steam). Puedes consultar los criterios de puntuación aquí.