Reseñas

Paladins: Champions of the Realm | Review

Un excelente arena shooter que se ha posicionado en la escena competitiva

Por Yin | 21/08/2018

Tras el éxito logrado con SMITE, Hi-Rez Studios lanzó Paladins: Champions of the Realm, el cual estuvo más de dos años en Early Access, para finalmente salir de esta etapa en el pasado mes de mayo.

Paladins encuentra su lugar en los arena shooters caracterizándose por su alto nivel de personalización, la cual llevará a los equipos a trabajar en sincronía adaptándose sobre la marcha de acuerdo a las necesidades ejercidas por el equipo rival.

Paladins tiene dos modos principales de juego, Quickplay, donde las partidas pueden ser un clásico Team Deatmatch, que termina cuando alguno de los dos equipos llegue a 40 eliminaciones, o Asedio, una partida donde tendremos la tarea de capturar puntos y empujar cargas. Para esto debemos elegir uno de los 38 campeones subdivididos en cuatro estilos de juego, cada uno con distintas habilidades y cualidades que pueden ser seleccionadas antes de cada partida, además de contar con la opción de adquirir mejoras para las habilidades de tu campeón. Estos campeones se subdividen en las siguientes categorías:

  • Primera Línea: actúan como tanques.
  • Daño: especialistas en ataque.
  • Flanco: especialistas en ataque y movilidad.
  • Soporte: cuentan con habilidades curativas, defensivas y ofensivas.

También podemos acceder a una tienda dentro de cada partida, que nos permite adquirir mejoras que varían desde elementos de curación hasta modificadores de ataque, defensa y movilidad. Este componente representa un nuevo elemento estratégico, ya que estas ventajas pueden dar un giro crítico a todo el encuentro. Aunado a esto, Paladins también cuenta con un sistema de cartas, el cual es el elemento que más diferencia a Paladins del resto de sus competidores, ya que cada uno de los héroes cuenta con cartas específicas, mismas que pueden variar en nivel (del 1 al 5) y que son utilizadas en combinaciones de 5 cartas que pueden ser equipadas antes de la partida proveyendo modificaciones permanentes, a diferencia de las mejoras.

Por otro lado, se encuentra el modo competitivo al cual solo puedes acceder hasta llegar al nivel 15 y haber desbloqueado a 14 de los campeones. Es importante destacar que en el modo Free to Play, solo cuentas con 5 campeones al iniciar más 4 personajes que son de rotación semanal. Los campeones pueden ser comprados de forma individual ya sea con monedas adquiridas por medio del juego o con dinero real, o a través de un pase que desbloquea a todos de manera inmediata.

En el modo de juego competitivo tendremos que pasar previamente una ronda de colocación, la cual nos ubica con jugadores que cuentan con nuestro mismo nivel de habilidad. La principal diferencia con otros juegos del género es que una vez que un campeón es seleccionado, este no puede ser elegido por el equipo contrario, con la selección de personajes siendo realizada por turnos, además de que existe la posibilidad de bannear algunos campeones para que nadie los elija en la partida. Todo esto representa un nuevo elemento estratégico, ya que obliga a los jugadores a acoplarse a más de una combinación de campeones y tratar de aprender a utilizar a más de un personaje.

Paladins tiene un estilo artístico único, contando con personajes que parecen ser una mezcla de héroes clásicos de Dungeons & Dragons con armas mágicas que se asemejan a pistolas y rifles modernos, dándonos como resultado un estilo único y muy llamativo. Todos los personajes tienen looks y animaciones distintivas, con colores vívidos y diseños interesantes, además de presentar una gran variedad de skins que te permiten alterar el look de tu campeón favorito. El diseño de audio en Paladins es excelente, los efectos de sonido y voz de cada campeón son característicos de cada personaje y se adecuan perfectamente a su temática, pudiendo llegar a reconocer a cada héroe solo por sus efectos de sonido característicos.

En el aspecto técnico podemos decir que Paladins es un juego completamente optimizado, ya que inclusive en computadoras de gama baja puede ser disfrutado con framerates estables, sin lag ni tiempos grandes de carga, además que en la versión actual no se presentaron bugs que comprometan la experiencia del juego.

Conclusión

Paladins: Champions of the Realm es un único y excelente arena shooter caracterizado por su alto grado de personalización, mismo que permite adecuar nuestra estrategia a cualquier tipo de situación para llegar a la victoria, siendo muy fácil y accesible de entender, presentando toda una nueva dimensión dentro del género hero shooter, aparte que al ser un Free to Play, estará al alcance de cualquier jugador que le quiera dar una oportunidad. Eso sí, si no quieres pagar por nada, tardarás un poco de tiempo en desbloquear a todos los campeones, pero con perseverancia puedes desbloquear a todos los personajes sin desembolsar un peso.

Esta reseña fue realizada en PC y PS4. Puedes consultar los criterios de puntuación aquí.

Paladins: Asedio (Vivian)

Paladins: Asedio (Furia)

Paladins: Matanza (Vivian)